Las Maneras

Originariamente las técnicas de reproducción gráfica, como son la litografía, el grabado, la xilografía, serigrafía, etcétera, se utilizaban para hacer llegar a un público más amplio la obra de un artista, ya que al poder hacer varias copias el precio de éstas se reducía mucho. Además era una trabajo de colaboración entre el maestro estampador y el artista.

 

Mi interés por las técnicas gráficas no viene incitado por esta reproductibilidad de la misma pieza, varias veces iguales, copias y copias perfectas. Lo que me ha atraído desde un inicio han sido el valor de la temporalidad dilatada que necesitan, la sutileza y la sensualidad con la que captan y transfieren la acción humana, el factor de la imperfección y la posibilidad de trabajar en capas.

Al guiar mi interés por estas otras vertientes ocultas del grabado y la litografía, la copia pierde sentido pero el proceso hasta conseguir la estampa deseada adquiere valor. Por esta razón una parte importante de mis intereses se ven traducidos en conjuntos de estampas únicas donde adquiere valor el conjunto y el testimonio del proceso.

 

Las Maneras nacen de una inquietud por la temperatura de color y la vibración de unos tonos con sutiles cambios de una superficie casi plana y densa, originada por una plancha de hierro sometida a la acción industrializada del carborundum. El azul, aunque es un color considerado frío, es el color con más temperatura Kelvin, los astrónomos lo utilizan para clasificar aquellas estrellas que son más jóvenes y tienen más energía; en cambio el rojo es un color cálido y el color más frío en Kelvin, utilizado para designar aquellas estrellas que están a punto de morir. Entre ellos hay miles de colores, que no se si son fríos o cálidos, pero con este trabajo he comprobado que trabajados bajo la acción de la materia en si misma y sometidos a un proceso lento de trabajo, desprenden una fisicidad y una profundidad que traspasa las dos dimensiones para transportarnos a un espacio físico, mental y sensorial.

2015

6 mezzotintos y 3 matrices de aluminio

100 x 70 cm cada una

copias únicas

Barcelona

Fotografías : Llorenç Lasaosa

©