Dar cuerpo en tiempo presente

La recolección de instantes en desorden es el método desde el cual reúno tiempos íntimos que se formalizan en objetos autónomos que se articulan como contenedor de deseos, sentimientos y voluntades. Los instantes son ínfimos e infinitos virtuales: siempre están per no siempre son percibidos. Se sitúan en la frontera de lo difuso, lugar donde se hace posible el encuentro afectivo del pensamiento y de la materia. De este modo cualquier espacio y cualquier momento puede dar a lugar la concreción mental del objeto artístico. La inmersión en experiencias infraleves –instantes-, permite la exploración de nuevos ámbitos de expresión y transmutar las formas tradicionales replegando la unidireccionalidad de la sensación hacia el interior.

Esta propuesta es una reacción de tensión contra la aceleración. Dar cuerpo en tiempo presente es un proyecto de investigación que se inicia este año con la pieza El codo de Diana. El conjunto que forman cuatro instalaciones formalizadas en porcelana y textil, son la consecuencia de prestar atención y dedicar tiempo a lo intangible para iniciar un vínculo estético y afectivo con lo que me rodea. El conjunto de piezas surgen como posibilidad, preexisten en la virtualidad y se perpetúan cuando las materializo en dispositivos que son a la vez objeto, herramienta y soporte que nos envuelven y nos dejan entrar en un espacio en el que sentir, tocar y ver es la forma de conocer.

Proyecto en proceso

 
 

©